Cancer de Cuello de Útero - Virus del Papiloma Humano


ASOCIACIÓN CONTRA EL CÁNCER DE CUELLO DE ÚTERO DE ESPAÑA

Leticia 47 años

Leticia 47 años

La experiencia de Leticia es sin duda la peor. “Mi vida estuvo llena de amor y de felicidad. Pero en la víspera de mi 17° cumpleaños, mi padre falleció después de una lucha en contra del cáncer de colon. Yo estaba destruida. Él había sido mi mejor amigo y mi confidente. Estaba entusiasmado y yo también con que terminara el bachillerato y entrara en la Universidad. Así fué pero no lo pude compartir con él".

Después de terminar la Universidad en Sevilla, tomó la decisión de mudarse a Barcelona y trabajar como realizadora de televisión. “Mi fuerte voluntad me permitió llegar a ser una de las pocas mujeres  realizadoras en aquel tiempo”.

Tan abstracta estaba con sui trabajo que no pasó los controles citológicos anuales. Sabía que tenía que ir, pero nunca encontraba tiempo.

En mayo del 2001, mi vida cambió para siempre. Cuando ví a mi ginecólogo para un reconocimiento de rutina y un Papanicolau, fui diagnosticada con cáncer cervical avanzado. Destruida por esta cruel enfermedad, mi mundo empezó a venirse abajo. Mi sueño de tener hijos se desvaneció al momento”.

Y comenzó un peregrinaje para Leticia. “Para salvar mi vida, me sometí a una histerectomía radical y a radiación y quimioterapia agresivas. Después de la cirugía empecé a hacer preguntas y descubrí que si se me hubiese hecho la prueba del virus del papiloma humano (VPH) mi cáncer se pudo haber prevenido".

Nadie le había dicho que se conocía la causa del Cáncer de Cérvix: el Virus del Papiloma Humano (VPH) de alto riesgo. Tampoco sabía que la prueba de Papanicolau no era infalible: cuando se usa por sí sola, ésta puede pasar por alto células anormales que se pueden convertir en cáncer cervical si no se encuentra pronto.

Pero si la prueba de VPH se combina con la de Papanicolau, la ciencia médica permite identificar a mujeres propensas al cáncer cervical en casi un 100 por ciento de los casos. De hecho, la mayoría de los expertos médicos ahora recomiendan que todas las mujeres de 30 años de edad y mayores (aquéllas más propensas) se hagan de forma rutinaria la prueba de VPH junto a la de Papanicolau.

Después de mi diagnóstico y tratamiento, he asumido un papel activo en educar a la mujeres sobre el VPH y el cáncer cervical, para ayudarles a evitar lo que yo pasé. Y por éso estoy también en la Asociación contra el Cáncer de Cuello de Útero de España, para difundir la Vacunación, porque salvará muchas vidas, evitará desastres en las vidas de las familias y venceremos al Virus del Papiloma Humano”.


Copyright ACCUDES-2.008 Todos los derechos reservados
Aviso Legal | Política de privacidad | Condiciones de uso | Contactar |