Cancer de Cuello de Útero - Virus del Papiloma Humano


ASOCIACIÓN CONTRA EL CÁNCER DE CUELLO DE ÚTERO DE ESPAÑA

Del cancer ya diagnosticado

Foto de radioterapia

Del cancer ya diagnosticado

Con mayor frecuencia, el tratamiento para el cáncer de cérvix incluye:

  • LA CIRUGÍA. La cirugía es una terapia local para remover tejido anormal en el cérvix o cerca de él. Si el cáncer está sólo en la superficie del cuello uterino, el médico puede destruir las células cancerosas en forma semejante a los métodos usados para tratar lesiones precancerosas.
  • Si la enfermedad ha invadido capas más profundas del cérvix pero no se ha diseminado más allá del mismo, el médico puede llevar a cabo una operación para extirpar el tumor pero dejar el útero y los ovarios.
  • En otros casos, sin embargo, una mujer puede necesitar que se le haga una histerectomía o puede escoger hacerse esta operación, especialmente si tiene planes de ya no tener hijos. En este procedimiento, el médico remueve todo el útero, incluyendo el cérvix; algunas veces también se remueven los ovarios y las trompas de Falopio. Además, el médico puede también extraer los ganglios linfáticos que están cerca del útero para saber si el cáncer se ha extendido a estos órganos.
  • Histerectomía simple: se extirpa el útero, pero no los tejidos contiguos al útero. En este procedimiento no se extirpa la vagina ni los ganglios linfáticos. El útero se extirpa a través de una incisión en la parte delantera del abdomen o a través de la vagina. Después de esta operación, una mujer no puede quedar embarazada.
  • Histerectomía radical y disección de los ganglios linfáticos de la pelvis: en este procedimiento, se extirpa el útero, así como los tejidos contiguos al útero, la parte superior de la vagina y los ganglios linfáticos de la pelvis. Esta cirugía también se puede hacer a través de una incisión en la parte delantera del abdomen o a través de la vagina. Después de esta operación, una mujer no puede quedar embarazada. No obstante, la mujer puede seguir sintiendo placer sexual después de este procedimiento, ya que no necesita un útero para lograr el orgasmo. Algunas mujeres, sin embargo, se sienten menos femeninas después esta operación. Se pudieran ver a sí mismas vacías. Sin embargo, cuando el cáncer ha causado dolor o sangrado, la histerectomía podría en realidad mejorar la vida sexual de una mujer al eliminar estos síntomas. Los médicos ahora están intentando curar algunos cánceres del cuello uterino en etapas iniciales extirpando lo mínimo posible de tejido normal. Un nuevo procedimiento, conocido como cervicectomía radical, puede permitirles a ciertas mujeres jóvenes con cáncer en etapa inicial que no pueden ser tratadas con biopsia cónica para mantener su capacidad para tener hijos. Este método conlleva extirpar el cuello uterino y la parte superior de la vagina y colocar una sutura "en bolsa de tabaco" para que funcione como una abertura artificial del cuello uterino dentro del útero. También se extirpan los ganglios linfáticos cercanos. Esta operación se hace a través de la vagina o del abdomen. Aunque se necesitan más estudios a largo plazo, los resultados preliminares hasta ahora han encontrado pocos casos de cánceres que han regresado después del procedimiento. Algunas mujeres pueden terminar el embarazo y dar a luz bebés saludables mediante cesárea. En un estudio, la tasa de embarazo después de cinco años fue de 50%.
  • Exenteración pélvica: además de extirpar todos los órganos y tejidos mencionados anteriormente, en esta operación también pueden extirparse la vejiga, la vagina, el recto y parte del colon. Esta operación se utiliza cuando el cáncer ha regresado luego de un tratamiento inicial. Si se extirpa la vejiga, será necesario crear una vía para almacenar y eliminar la orina. Una porción pequeña de intestino pudiese usarse para hacer una nueva vejiga. Se puede eliminar la orina mediante la colocación de un pequeño tubo (catéter) en una pequeña abertura llamada una urostomía o a través de una bolsa plástica pequeña colocada en la parte delantera del estómago. Si se extirpa el recto y parte del colon, se necesita crear una vía nueva para eliminar el desecho sólido. Esto se hace con una colostomía, una pequeña abertura en el abdomen a través del cual se pueden eliminar las heces fecales, o el cirujano pudiese reconectar el colon para que no haya necesidad de colocar bolsas fuera del cuerpo. Si se extirpa la vagina, se puede crear una nueva con piel u otro tejido. La recuperación de esta cirugía puede tomar mucho tiempo (6 meses o más). No obstante, las mujeres que han tenido esta cirugía pueden tener vidas felices y productivas. Con práctica y determinación, también pueden experimentar deseo sexual, placer y orgasmos.
  • LA RADIOTERAPIA. La terapia con radiación (también llamada radioterapia) usa rayos de alta energía para dañar las células cancerosas y detener su crecimiento. Como la cirugía, la radioterapia es terapia local; la radiación puede afectar células cancerosas sólo en el área tratada. La radiación puede proceder de una máquina grande (radiación externa) o de materiales radiactivos colocados directamente dentro del cérvix (radiación de implante) algunas pacientes reciben ambos tipos de radiación. Las mujeres que reciben radioterapia externa van al hospital o clínica cada día para tratamiento. Generalmente los tratamientos se administran 5 días a la semana por 5 ó 6 semanas. Al final de ese tiempo, a menudo se aplica una concentración extra de radiación al sitio del tumor. Para radiación interna o de implante, se coloca directamente en el cérvix una cápsula que contiene material radiactivo. El implante pone cerca del tumor los rayos que destruyen las células cancerosas, mientras conserva casi todo el tejido sano que está a su alrededor. Generalmente se deja en el sitio de uno a tres días y el tratamiento puede ser repetido varias veces durante el transcurso de 1 a 2 semanas. La paciente permanece en el hospital mientras los implantes están colocados.
  • Algunas veces se usa la quimioterapia o la terapia biológica. Las pacientes son tratadas a menudo por un equipo de especialistas.
  • LA QUIMIOTERAPIA. La quimioterapia es el uso de medicamentos para destruir las células del cáncer. Usualmente los medicamentos se administran por vía intravenosa u oral. Una vez que los medicamentos entran en el torrente sanguíneo, llegan a todo el cuerpo. A veces, se administran varios medicamentos al mismo tiempo. La quimioterapia puede ocasionar efectos secundarios. Estos efectos secundarios dependerán del tipo de medicamento administrado, la cantidad administrada y la duración del tratamiento. Los efectos secundarios podrían incluir los siguientes:
    • Malestar estomacal y vómitos (existen medicamentos que administrados simultáneamente con la quimioterapia pueden prevenir o reducir las náuseas y los vómitos).
    • Pérdida del apetito.
    • Caída temporal del cabello.
    • Llagas en la boca.
    • Aumento de la probabilidad de infecciones (debido a los bajos niveles de glóbulos blancos).
    • Sangrado o hematomas después de pequeñas cortaduras o lesiones menores (por la disminución de las plaquetas).
    • Dificultad para respirar (por la disminución de los niveles de glóbulos rojos).
    • Cansancio.
    La mayoría de los efectos secundarios de la quimioterapia (excepto por la menopausia y la infertilidad) desaparece una vez que se termina el tratamiento. Cualquier persona que tenga problemas con los efectos secundarios debe hablar con su médico o enfermera, ya que siempre hay maneras de ayudar.
  • El equipo medico,puede incluir a oncólogos ginecólogos y oncólogos radiólogos. Los médicos pueden decidirse a usar un método de tratamiento o una combinación de métodos. Algunas pacientes toman parte en estudios clínicos (estudios de investigación) que usan nuevos métodos de tratamiento. Tales estudios están diseñados para mejorar el tratamiento del cáncer.


Copyright ACCUDES-2.008 Todos los derechos reservados
Aviso Legal | Política de privacidad | Condiciones de uso | Contactar |